Top blogs de recetas

martes, 28 de febrero de 2017

BRAZO DE GITANO CON CREMA DE CASTAÑAS



Hace unos días mi querida amiga Natalia me regaló un tarro de crema de castañas de La Vieja Fábrica, alegando que seguramente yo sabría darle mejor uso que ella. La verdad es que es un producto que nunca he usado pero eché mano a "San Google" para buscar recetas. La verdad es que vi algunas interesantes, para una salsa acompañando una carne por ejemplo y, además me parece una idea genial, pero esta vez me decanté por algo dulce, que tanto le gusta a mi hijo convaleciente en cama. Y su mami se puso manos en la masa a darle un caprichito..
Ya veréis lo fácil que es y queda muy esponjosa y suave, en la receta original de Recetas de rechupete, lo decoraba con chocolate en polvo sin azúcar y unas ramas de canela. Yo opté por rallarle un poco de chocolate negro y añadirle unos frutos rojos que tenía de lata.
La verdad es que triunfé, tanto con mi hijo como con las visitas que no paran de venir a verlo. Por cierto, desde aquí mil gracias a todos y mil besos. Sois unos campeones.
Disfrutad...


Para el bizcocho:
120 gr. de harina
110 gr. azúcar
1/2 sobre de levadura
una pizca de sal 4 huevos separadas las yemas de las claras
Para la crema:
1 bote de crema de castañas (la mía La Vieja Fábrica de 350 gr.)
1 brick de nata para montar (200 ml.)


Empezamos con la crema para que repose un poco. Montamos la nata que debe de estar muy fría y añadimos con movimientos envolventes la crema de castañas. Guardamos en la nevera mientras preparamos el bizcocho.
Montamos las claras con una pizca de sal, seguidamente vamos añadiendo las yemas una a una ligándolas bien con las claras.
Vamos incorporando el azúcar y a continuación la harina y la levadura tamizadas.
Volcamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado y metemos al horno precalentado a unos 180º hasta que el bizcocho empiece a dorarse. En mi caso fueron apenas 8 minutos.
Sacamos la bandeja, dejamos templar solo un momento y con ayudas del mismo papel vamos doblando la placa de bizcocho. Dejamos que enfríe casi del todo.
Desdoblamos con cuidado y volcamos toda nuestra crema en el bizcocho extendiéndolo bien.
Volvemos a enrollar y guardamos en la nevera unas horas o de un día para otro.
Decoramos al gusto, yo opté por rallarle un poco de chocolate negro y adornar con unos frutos rojos de lata, unos palos de canela y una ramita de hierbabuena.


Recetas relacionadas
Tarta kinder bueno
Tarta cerditos bañándose en el barro
Tarta helada al whisky
Pastel mousse de nutela


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dejar una entrada diciéndome que os ha parecido la receta, me encantará leeros!!