Top blogs de recetas

domingo, 13 de enero de 2019

MOUSSE DE CREMA DE ORUJO



¡FELIZ AÑO NUEVOOOOO!.
Aquí estoy por primera vez en este recién estrenado 2019, ¿cómo os han ido las fiestas?, espero que bien, aunque os tengo que reconocer que personalmente estaba deseando de acabaran, no por las fiestas en sí, simplemente me gusta la rutina en el hogar, los horarios, cada uno de nosotros en sus respectivos trabajos o estudios... odio el caos hogareño!!
Bueno, que me pierdo.... seguro que a todos nos ha sobrado algún producto navideño, turrones, mantecados, algún marisco, carne o pescado que hemos reutilizado y, posiblemente tambien algún tipo de bebida.
De esas bebidas que nos traen de obsequio los invitados o, como en mi caso, alguna botellita que ha sobrado de la cesta navideña de empresa.
Tenía yo una botellita de crema de orujo, que tengo que reconocer que es la primera vez que la pruebo y está riquísima, y no sabía que hacer con ella. Así que me metí en las redes para buscar una solución y como me ha pasado un millón de veces la encontré en Directo al paladar, os recomiendo fervientemente esta página, tiene un sinfín de recetas para todos los gustos, fáciles y sabrosas. La visito muchísimo y he cocinado un montón de sus platos. El otro día preparó mi hija un chili vegetariano suyo que estaba para chuparse los dedos.
En fin que os propongo esta idea de aprovechamiento para esa botellita que os ha sobrado..
Feliz año y,,,
Disfrutad......


150 gr. de crema de orujo
35 gr. de azúcar glass
2 bricks pequeños de nata para montar (400 ml)
5 hojas de gelatina
Para adornar: chocolate rallado, frutos secos, galletitas...


Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría mientras vamos montando la nata con el azúcar. En un cazo calentamos la crema de orujo, sólo templada para poder hidratar las hojas de gelatina que la incorporaremos bien escurridas y diluiremos bien.
A continuación vamos añadiendo poco a poco el orujo con la gelatina a la nata montada con movimientos envolventes.
Introducimos en una manga pastelera con boquilla ancha y rizada y montamos en el recipiente que hayamos elegido. Metemos en la nevera hasta el momento de servir, al menos una hora después para que coja consistencia,
Decoramos rallando chocolate o galletas por encima, algún fruto seco o lo que más nos guste.
En la foto con un poco de cacao y una neula.
Facilísimo!!


Recetas relacionadas:
Mousse de té matcha
Mousse de chirimoya
Mousse de turrón
Espuma de naranja
Mousse de galletas Oreo
Crema de yogurt y kiwi







lunes, 17 de diciembre de 2018

GAZPACHO DE AGUACATE



¿Cómo van los preparativos festivos? ¿Habéis visto ya las luces de Calle Larios en Málaga y el resto que os ofrece la ciudad como ya os recomendé?
Seguramente ya tenéis pensado y casi preparado el menú de Nochebuena pero por si acaso hoy os presento un aperitico de lo más lucido y rico.
Se trata de un gazpacho de aguacate, por supuesto aguacates de la Axarquía malagueña, lleno de sabor, color y propiedades.
El pasado puente de diciembre, como todos los años, tuvimos la Gran Feria de Sabor a Málaga, donde ofrecen todos los productos de nuestra tierra con su sello de calidad En ella se encuentra desde aceites, chacinas y quesos, encurtidos, repostería, productos frescos y envasados, todos de Málaga y provincia.
Uno de los productos que encontré este año fué el gazpacho de aguacate de Frudel, una empresa de la zona dedicada exclusivamente al aguacate.


A mi hija le encantó, con toda confianza comprad sus productos que tienen una calidad excepcional. Pero ya sabéis como soy, me encanta hacer las cosas yo misma..
Así que me puse manos a la obra,,, exquisito que me salió sí señor... En casa encantó. personalmente me tomé tres vasos seguidos..
Este gazpacho me parece una idea genial para que en las comidas o cenas de estas fiestas sea el entrante estrella.
Os dejo mi receta, que no deja de ser un gazpacho en el que se sustituyen los tomates por aguacate, así que elaborarlo a vuestro modo, con vuestras proporciones y os quedará de lujo.
Disfrutad...


3 aguacates
1/4 de cebolla
1 pimiento
2 dientes de ajo
4 rodajas de pan (preferiblemente de días anteriores)
agua
limón o vinagre
sal
aceite de oliva virgen extra

En una batidora o robot de cocina batimos bien los aguacates, cebolla, pimiento, ajos, sal,limón o vinagre, agua y el pan.
Cuando todo esté bien pasado seguimos batiendo echando el aceite de oliva virgen extra en hilillo, aproximadamente 4 o 5 cucharadas.
Rectificamos de sal y de espesor a nuestro gusto echándole más agua y resermos en frío hasta el momento de servir.


Recetas relacionadas:
Ajoblanco de altramuces
Gazpacho de remolacha
Gazpacho verde
Salmorejo negro
Vasitos de remolacha
Chupito de brécol


COQUITOS CON ALMENDRA





Ya estamos metidos de lleno en las fiestas navideñas. Hace nada estábamos en Reyes y ya se acabó el año, cada vez pasa más deprisa, dicen que es cosa de la edad...
Parece que todo se llena de un espíritu más cordial, que somos más amables y vamos deseando felices fiestas por doquier.  Nos acompañan las calles iluminadas con bombillas multicolores. Y hablando de calles iluminadas... ¿no conocéis todavía el alumbrado de Calle Larios en Málaga? No podéis dejar de disfrutarlas, es un auténtico espectáculo de luz y color que ya está reconocido mundialmente. Se ha convertido en uno de los mejores lugares para visitar en Navidad en todo el mundo. Además os encontrareis con los malagueños que os acogeremos como si os conociéramos de toda la vida. Y, de paso, degustareis la maravillosa cocina de la zona.




Pues hoy os traigo una receta súper navideña para tomar con el café de media tarde o para ponerlas en una bonita caja y regalarlas a los amigos que vienen de fuera. Unos tradicionales coquitos navideños pero con el plus de las almendras. Una receta deliciosa y muy fácil de hacer. ¡FELICES FIESTAS A TODOS!
Disfrutad...


200 gr. de coco rallado
50 gr. de almendra molida
150 gr. de azúcar
2 huevos


En un bol amplio mezclamos muy bien el coco y la almendra, Separamos las claras de las yemas. Batimos muy bien las yemas con 75 gr. de azucar hasta que empiecen a tomar un color blanquecino y mezclamos muy bien con la preparación anterior.
Batimos las claras a punto de nieve con los otros 75 gr. de azúcar e incorporamos a la preparacion anterior. Debe de quedarnos muy bien integrada toda la masa.
Ponemos papel vegetal en una bandeja de horno y con ayuda de las manos, una cuchara o incluso una manga pastelera de boca ancha, vamos formando bolitas.
Metemos al horno precalentado a 180º unos 15 minutos o hasta que veamos que las bolitas están ligeramente doradas. Sacamos y dejamos enfriar antes de disfrutarlas.


Recetas relacionadas:
Rosquillas de huevo de la abuela
Brazo de gitano con crema de castañas
Galletas de jengibre navideñas
Mousse de turrónTronco de navidadPolvores
Delicias de nueces al café

domingo, 9 de diciembre de 2018

GUISILLO DE SAN JOSÉ




La gastronomía de nuestras madres y abuelas y, a la vez, de sus madres y abuelas era "muy pobre" por las circunstancias que vivieron, pero resultaba ser una cocina muy sabrosa a pesar de los humildes ingredientes que usaban con los que la mayoría de las veces tenían que alimentar a muchos hijos.
En toda la comarca de Málaga y estoy segura que en el resto del país, se preparaban un sin fin de sopas, las cuales la mayoría tenían prácticamente la misma base. Según en que pueblo las llamaban de una forma o de otra, pero, particularmente, pienso que todas son sabrosísimas.
En casa somos fans de las sopitas, sobre todo en estos días.
La que hoy os traigo es una sopa muy popular en Antequera, muy Sabor a Málaga conocida como Guisillo de San José porque se consumía precisamente en estas fechas navideñas. Fijaos que sopa mas simple y barata para este tipo de fechas preparaban tiempo atrás.
Os confieso que yo sustituyo en la mayoría de los casos el agua por un buen caldo que nunca me falta en el congelador, pero podéis hacerla de las dos maneras.
Las "albondiguilas" de eta sopa era simplemente pan duro que se le agregaba para que tuvier más alimento y saciara más.
Un extra que a veces le añado es un poco de guindilla para que pique un poquito y esté más sabrosa, pero en la receta tradicional no lleva.
Simple, fácil, muy barata... pero tremendamente deliciosa!!
Disfrutad...


Para la sopa:
1 litro de agua o caldo
3 rebanadas de pan
100 gr. de almendras
3 dientes de ajo
 azafrán
sal
pimienta
1 clavo
aceite de oliva virgen extra

Para las albondiguillas:
4/5 rebanadas de pan cateto
2 dientes de ajo
2 huevos
perejil
sal
aceite para freirlas



Preparamos las albondiguillas desmigando el pan muy bien, le incorporamos el ajo y perejil muy picaditos, los huevos batidos y sal y mezclamos muy bien.
Hacemos bolitas, las freímos y reservamos.

Para la sopa se pone al fuego el agua o caldo con  el clavo, azafrán, sal y pimienta. 
Aparte freimos los ajos, las almendras y el pan y lo majamos todo muy bien, si os gusta que quede bien fino usad la batidora en vez del mortero.
Incorporamos el majado a la olla.
En este momento incorporo una guindilla pequeña, pero la receta tradicional no lleva.
Dejamos hervir unos 8 minutos, incorporamos las albondiguillas y dejamos un par de minutos más,
Servimos bien calentita con un poco de hierbabuena.



Esta receta y muchas más tradicionales de Málaga las encontráis en los libros recopilatorios de  Fernando Rueda García.






Recetas relacionadas:











sábado, 13 de octubre de 2018

ESTOFADO DE CARNE A LA CERVEZA NEGRA




Hay recetas con las que sabes que no vas a fallar, que se lo van a acabar todo y que van a mojar mucho pan.
Cómo este clásico que os enseño hoy, el estofado es una receta que se guisa en todas las casas, en cada una de ellas de una manera diferente, con su toque personal... o con distintos tipos de carne.
Hoy os propongo un estofado de ternera pero con cerveza negra, en este caso con la malagueña artesana  Murex, una empresa de la Axarquía creada en 2013, con una producción de 500 litros diarios, todo de form manual, incluso su embotellamiento y etiquetado.
Entre sus productos tenemos la de Pasas triple malta, la Ámbar, la Caña de azúcar, la Doble malta, la Rubia y la Negra que es la que hemos elegido hoy.
Esta cerveza nos dá una salsa muy rica y consistente que realza el sabor de la carne.
Os propongo mi receta, pero usad la vuestra, vuestro estofado, pero añadiéndole esta magnífica cerveza artesanal malagueña.
Disfrutad....

1 kg. carne de ternera troceada
1 cebolla grande
2 dientes de ajo
1-2 pimientos
1/2 tomates
2 zanahorias
harina
1 botellín de cerveza negra artesanal Murex
agua
sal
aceite de oliva virgen extra
pimienta
laurel 2/3 clavos
1/2 cucharadita de tomillo
1/2 cucharadita de romero
Un puñado de guisantes

Empezamos cortando la cebolla en trocitos y pochándola en una olla con un fondo de aceite de oliva virgen extra.
A continuación añadimos los pimientos y ajos troceados y seguidamente los tomates.
Cuando esté todo bien pochado añadimos las zanahorias en rodajas y la carne troceada (también podéis usar cerdo) y la selláis ligeramente.
Añadís una cucharada de harina y la tostais junto con el resto, vertemos el botellín de cerveza y el resto de especias.
Vamos guisándolo todo a fuego medio moviéndo de vez en cuando hasta que a carne esté blanda y la salsa espesa. En los últimos minutos echamos los guisantes que necesitan poca cocción.
Servir con patatas fritas, arroz cocido, bastones de berenjena frita.. lo que más os guste, que os gustará!!



Entradas relacionadas:
Mermelada de cerveza Victoria malagueña
Cabezal de lomo de cerdo en salsa de Fanta
Costillas asadas a la Coca-cola


jueves, 20 de septiembre de 2018

ARROZ DE COLIFLOR CON POLLO



Definitivamente ya se acabó la época estival, hemos vuelto a entrar de lleno en la rutina, que por otra parte tanto me gusta, así que a volver a empezar con el día a día. Ya me tocaba volver a poner en activo el blog, que lo tenía muy abandonado. ¡Prometido que subiré más recetas!.
Hace tiempo vi en un programa de cocina australiano que preparaban un plato sustituyendo el arroz por coliflor y me dió la idea de este plato ya que me encanta la coliflor. Es una receta totalmente voluble a vuestro gusto, ya que se trata de cambiar el arroz de cualquier receta que preparéis por coliflor rayada, tan sencillo como eso.
Yo preparé una "paella básica y simple"y os prometo que me gustó más que cuando la hago con arroz. Tiene un sabor delicioso y delicado, aunque la coliflor tenga un sabor fuerte, al prepararla así.
Mi recomendación es que le echéis un vistazo a esta receta y luego, tomando la idea, prepareis el "arroz de coliflor" como lo guiséis normalmente.
Por favor...mandadme fotos y recetas!!!
Disfrutad...



Una coliflor pequeña
1 trocito de cebolla
2 pimientos
2 dientes de ajo
2 tomates
caldo de pollo, verduras o agua
2 pechugas de pollo
sal
colorante o azafrán
aceite de oliva virgen extra

Cortamos la coliflor desechando los tallos y la pasamos por el robot de cocina, mandolina o cuchillo. Nos debe de quedar picadita como los granos de arroz. Reservar.
En una sartén o paellera calentamos aceite de oliva virgen extra y empezamos añadiendo la cebolla y los pimientos picados, a continuación los ajos picados y seguidamente los tomates pelados y troceados, Salamos y sofreímos todo muy bien.
Añadimos las pechugas troceadas y seguimos sofriendo hasta que las pechugas tengan buen color.
En ese momento añadimos la coliflor, azafrán o colorante, sal y el caldo o agua.
Dejamos que se vaya haciendo moviendo de vez en cuando hasta que la coliflor esté blandita. Nos tardará menos que si fuera arroz, si fuera necesario vamos incorporando más caldo, lo dejamos más o menos seco al gusto.
Opcionalmente, en el último momento echarle un poquito de zumo de limón.
Estoy seguro que os gustará esta receta, espero que me lo contéis.



Recetas relacionadas:
Pizza con masa de coliflor
Ensaladilla rusa de coliflor
Tabulé de coliflor
Coliflor a color
Pudín de coliflor






martes, 10 de julio de 2018

HAMBURGUESA DE AGUACATE EN PAN DE TOMATE





¿Cómo lleváis la época estival? 
Yo siento mucho a quién le guste, pero para mí es un suplicio, me sienta fatal el calor. Lo único que me gusta del verano son sus recetas y los productos de la temporada, tan sabrosos y coloridos.
Hoy os propongo una exageradamente deliciosa hamburguesa de aguacate, si,,, exageradamente deliciosa. El aguacate es uno de mis productos favoritos, pero no sólo soy yo la que digo lo rica que está. A toda la familia le ha entusiasmado, enseguida he tenido que hacer más tandas para tenerlas en el congelador y tirar de ellas en cualquier momento.
Cuando una receta es tan buena no me gusta chafarla con un pan comprado, así que hice un pan de tomate, ajo y orégano para acompañarla, todo un acierto. La receta es muy fácil y tanto las hamburguesas como el pan podéis hacer cantidad y guardarlas en el congelador.
Con estas medidas me salieron unas 6 hamburguesas y otro tanto de panes.
Disfrutad....


Para el pan:
600 gr, de harina
2 dientes de ajo
50 gr. de aceite de oliva virgen extra
150 gr. de tomate maduro pelado
25 gr. levadura de panadería
1 y 1/2 vasos de agua
sal
orégano


Para la hamburguesa:
1 aguacate hermoso o dos pequeños
40 gr. de quinoa
un trozo de cebolla roja
ajo en polvo
zumo de lima o limón
sal
pimienta
una pizca de cilantro en polvo (opcional)
unas gotas de tabasco 
pan rallado

Para acompañar al gusto;
tomate
lechuga
cebolla
mayonesa
ketchup



Comenzamos con el pan.
Pochar en una sartén con un poco de aceite de oliva los ajos picados y el tomate rallado, salar y dejar enfriar un poco.
Hacer un volcán con la harina e integrarle el sofrito y las especias, disolver la levadura en un poco de agua, empezar a amasar e ir incorporando el resto del agua hasta obtener una buena masa. Nos quedará algo pegajosa, así que mejor tener las manos impregnadas de un poco de aceite. Hacer bollos de un tamaño inferior al deseado ya que dejaremos reposar y aumentará de tamaño. Colocarlo separados entre sí en la bandeja del horno cubierta de papel sulfurizado.
Después de una media hora ya habrá subido lo suficiente, metemos al horno precalentado a 180º unos 20 minutos o hasta que veamos que adquieren un bonito color dorado. (Para asegurar que no estén cruda pinchad en el interior con un palillo y ver si sale limpio). Reservar.
Con thermomix (receta de "recetasthermomix");
Poner los ajos en el vaso y programar 5 segundos/velocidad 4.
Añadir el aceite y programar 3 minutos/varoma/velocidad1.
Incorporar el tomate y programar 10 segundos/ progresiva 4-6.
Ahora 10 minutos/90º/velocidad1.
Disolver la levadura en un poco de agua, y agregarla al vaso con el resto del agua. Incorporar harina,sal y orégano 5 segundos/velocidad 6. Terminar programando 3 minutos/vaso cerrado/velocidad espiga.


Para la hamburguesa:
Preparar la quinoa como os diga el fabricante y dejar enfriar un poco.
En un bol mezclar el aguacate machacado con la quinoa, la cebolla muy picadita y el resto de los ingredientes, Amasar muy bien e ir incorporando pan rallado hasta que la masa sea manejable. Dejarla jugosita, no demasiado seca.
Ir haciendo las hamburguesas y friéndolas en un poco de aceite de oliva virgen extra.
Si vais a congelarlas, no se fríen, directamente se congelan colocándolas en una bandeja con papel film separadas entre ellas, una vez congeladas ya se pueden meter juntas en bolsas o tuper.
Montamos nuestras hamburguesas acompañándolas con lo que más nos guste,,, cebolla..tomate..lechuga..mayonesa..
al gusto!!




Recetas relacionadas: